En 2014, el gobierno de Cristina Kirchner le había quitado el permiso en medio del conflicto con los fondos buitre. A partir de ahora la entidad tendrá mayores facilidades para ofrecer sus productos a los clientes locales e intermediar en la emisión de deuda.



Source link