Catalina Alarcón es directora y guionista y creó “Volver a casa”, un proyecto de realidad virtual en donde se desarrolla un diálogo cruzado entre los internos y sus familias, empatizando con la realidad carcelaria.

Catalina Alarcón es directora y guionista y creó “Volver a casa”, un proyecto de realidad virtual en donde se desarrolla un diálogo cruzado entre los internos y sus familias, empatizando con la realidad carcelaria.

La visión y las tecnologías visuales modernas siempre se han relacionado con el conocimiento y el poder. La fotografía antropométrica -conocida como un método de identificación usando las medidas del individuo y la fotografía del mismo-, los mugshots y las cámaras de vigilancia son algunos de los ejemplos, pero quizás el más conocido es el panóptico.

Esta construcción arquitectónica, ideada específicamente para las cárceles, permite que se pueda observar la totalidad de la superficie interior desde un único punto, para facilitar el control de quienes se hallan dentro del edificio. Así, quien pueda ver tiene el poder de controlar, medir, clasificar y objetivar al otro.

Esto es particularmente cierto en el sistema penitenciario, donde los reclusos son observados constantemente y, al mismo tiempo, son invisibles para el mundo exterior. No pueden ver y no pueden ser vistos por los que están fuera de la prisión, ya sean sus seres queridos y la sociedad en general.

Como una forma de interrumpir e intervenir en este régimen socio político, la chilena Catalina Alarcón junto a su equipo, desarrolló “Volver a casa”, una experiencia de realidad virtual colaborativa que brinda a los reclusos la oportunidad de volver a conectarse con sus lugares y familiares descolonizando el uso del VR y democratizando el uso del cine.

“Desde que comencé mi carrera como realizadora que he tenido la necesidad de explorar espacios en conflicto”, comienza explicando Catalina. “El documental social, de personaje, de lugares y personas invisibles para la sociedad han sido mi objetivo autoral y de motivación a la hora de aproximarme al cine. Desde hace años realizo talleres de cine documental popular, de manera voluntaria y gratuita para quienes son parte de él, en sectores en riesgo social y también en cárceles, y en estos talleres nos dimos cuenta que había una gran necesidad de conexión con el exterior y ahí fue cuando nació la experiencia de realidad virtual”, agregó.

A través de las cámaras y la tecnología, los presos podrán escaparse de su lugar para soñar despiertos y reencontrarse con sus seres queridos.

A través de las cámaras y la tecnología, los presos podrán escaparse de su lugar para soñar despiertos y reencontrarse con sus seres queridos.

Catalina Alarcón es directora y guionista formada tanto en Chile como en Argentina, y cuenta cómo la tecnología VR y el transmedia abre una pequeña ventana de conexión con el exterior, que se alza como un gran gesto político que da voz a internos e internas y sus familias, en un lugar como la cárcel que es concebido para el aislamiento y el castigo.

Así, durante los talleres de cine llevados a cabo en dos cárceles de Chile, creó un espacio íntimo y respetuoso que permitió a los internos contar sus propias historias, comenzando a funcionar como un puente entre ellos y sus familias al enviar y recibir sus mensajes. Al final del taller, cada familia grabó un vídeo de 360 ° que capturó su vida cotidiana y les envió a los internos saludos de afecto y aliento.

Catalina será una de las oradoras en Mediamorfosis –el evento que invita a pensar sobre el futuro en la comunicación- que se realizará los días 30 y 31 de agosto, de 9hs a 19hs en el Centro Cultural de la Ciencia – Godoy Cruz 2270-.

Dentro de este proyecto se encontró con cosas emocionantes como cuando uno de los reclusos de la cárcel de hombres le pidió que fueran al matrimonio de su padre, ya que quería ser parte de la ceremonia: “Nos organizamos con la familia y le pasamos la cámara al hermano pequeño de nuestro alumno. La grabación es sorprendente y emocionante, y la reacción de nuestro alumno fue realmente bella”, contó la creadora del proyecto “Volver a casa”.

También ocurrió que una de nuestras alumnas tuvo la oportunidad de ver por última vez a su abuela, la cual semanas después de la experiencia VR, falleció. “Para ella era una preocupación no poder volver a verla antes de salir en libertad, por lo que la experiencia la afectó de manera positiva, pudiendo sentir que de alguna manera, aunque fuera frente a un vídeo pre grabado, pudo despedirse de ella”, expresó.

El evento de Mediamorfosis se realizará los días 30 y 31 de agosto en el Centro Cultural de la Ciencia -Godoy Cruz 2270-.

El evento de Mediamorfosis se realizará los días 30 y 31 de agosto en el Centro Cultural de la Ciencia -Godoy Cruz 2270-.

La directora y guionista comenta que gracias a estas experiencias, pudieron entender cómo la VR puede ser parte de un proceso inclusivo de compromiso social que permite romper la barrera de reclusión formando un puente de conexión emocional y virtual. “En general todas las experiencias siempre me llenan de alegría y sorpresa, siempre hay una reacción de la familia cuyo afán es enviar amor y contención al interno o interna, además de ocupar ese espacio como pequeño reproche, excusa por no haberlos ido a ver, momento de amor y sinceridad”,

El proyecto “Volver a casa” cuenta de tres áreas: “La distancia que nos separa”, un largomentraje documental que narra la historia de 10 internos que son parte de un taller de cine documental, mientras en paralelo sus familias y un grupo de realizadoras de cine documental, prepara un “viaje virtual” que les permitirá a los internos volver a casa. Este documental es parte de la casa productora Mimbre y esta en proceso de desarrollo.

“Volver a casa”: El sistema carcelario en Chile vive una profunda crisis, donde miles de internos viven hacinados en un ambiente violento, extrañando a sus familias, imposibilitados de comunicarse con el exterior. Por algunos minutos se escapan de ese lugar, soñando despiertos, para reencontrarse con sus seres queridos. A través de esta experiencia VR el usuario podrá ser parte de un diálogo cruzado entre los internos y sus familias, empatizando con la realidad carcelaria y la añoranza de volver a casa.

Talleres de cine documental y VR en cárceles: Este es un taller donde los reclusos de diferentes cárceles de Chile experimentan a través de visionado y realización documental. El objetivo principal es utilizar el cine como una herramienta inclusiva que permite a los internos interpretar y reflexionar sobre su entorno a través de la apreciación del documental, también de la realidad y la memoria personal familiar. Queremos mejorar las habilidades y talentos de los reclusos, con énfasis en reforzar la capacidad creativa para narrar pequeñas historias íntimas que se cruzan con los conceptos de género, memoria, familia, libertad y regreso a casa.

Sobre esta experiencia virtual estará hablando en Mediamorfosis, el evento sobre las nuevas narrativas más influyentes en Latinoamérica: “Instancias como Mediamorfosis son muy importantes para nuevos realizadores y para la industria cinematográfica en general. Es de gran importancia entender que el cine documental tiene una gran cabida en los nuevos medios, donde esta herramienta tecnológica se usa en pos de generar cambios sociales importantes”, afirmó Catalina.

Para los que deseen asistir, las entradas está disponibles en la plataforma de Evenbrite.



Source link