El empresario chino reivindicó un mundo sin barreras que frenen el comercio. “Quieren vender y comprar datos de los usuarios, no tener que utilizar proveedores locales ni mano de obra local y eliminar requerimientos de localización física” denunció Christina Colclough.



Source link

Compartir
Artículo anteriorUn fallo engañoso
Artículo siguiente“Es un avance”