Ocurrió en Artigas. La niña era abusada por el padre de una amiga. Se tuvo que exponer a nuevos abusos para poder tener un registro que probaba que no mentía.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorFingió estar muerta
Artículo siguienteAbrazo a dos escuelas