Sanitaristas y trabajadores del PAMI advierten los peligros que implica dejar a cargo de una ONG la gestión de la mayor obra social del país, con cinco millones de afiliados y el quinto presupuesto nacional.


Source by [author_name]