Fue obligado a dejar su cargo al frente de la Royal Philharmonic de Londres tras las denuncias de acoso que tuvo de parte de seis mujeres. Había desmentido las acusaciones cuando se hicieron públicas a fines de 2017.


Source by [author_name]