El último día de trabajo del ahora ex banquero central fue de los más tensos en materia cambiaria desde que gobierna Macri. La divisa avanzó sin freno hasta 28,44 pesos, tras conocerse que el FMI exige la libre flotación del dólar.



Source link

Compartir
Artículo anteriorAl calor del estallido
Artículo siguienteOtras voces