Tras haber fracasado en todas las instancias de la Justicia bonaerense, Farmacity quedó a un paso de lograr la autorización de la Corte Suprema de la Nación. Mario Quintana, uno de sus dueños, prometió separarse antes de fin de año.



Source link