El grupo operaba en el microcentro, en Recoleta y en Barrio Norte. Las comisarías (de la Policía de la Ciudad) de esas jurisdicciones fueron allanadas porque se sospecha que sus autoridades “liberaban las zonas” a los delincuentes.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorUna región en oferta
Artículo siguienteChaco en la FIT