Un equipo de científicos de todo el mundo, del que participó Rodrigo Díaz, del Conicet, descubrió a Ross 128b, un planeta a “sólo” once años luz del Sistema Solar, de tamaño y temperatura superficial similares a las terrestres.


Source by [author_name]