Con una tasa de interés recesiva, del 40 por ciento, tal como reconoció esta mañana el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el Gobierno se jugó a frenar la corrida del dólar., que cerrará la jornada a alrededor de 22,23 pesos. Sin embargo, el resultado de la apuesta es incierto y repercutirá de manera negativa en la actividad productiva y en el consumo.



Source link