El pavoroso incendio desatado el sábado en Portugal por la caída de un rayo en un bosque arrasó con las localidades del centro del país. Una treintena de las víctimas murió encerrada en sus autos alcanzados por el fuego. Tres días de duelo por la tragedia.


Source by [author_name]