Victoria Gómez, de 23 años, se sometió a una práctica de “electrofitness” en un gimnasio de San Juan. La rutina, sin controles médicos, le causó insuficiencia renal y obligó a su internación en terapia intensiva.


Source by [author_name]