La empresa fundada por la Comisión Nacional de Energía Atómica ocupa un lugar estratégico en el proceso de producción del combustible que consumen las centrales nucleares. El Gobierno desempolvó un decreto de Carlos Menem que permite vender el 51 por ciento de las acciones.



Source link