Impulsado por subas en los sectores de agricultura y pesca, más un repunte de la construcción, el Producto Interno Bruto creció 0,3 por ciento en el primer trimestre respecto al mismo período de 2016. Quebró tres períodos de caídas consecutivas, pero se mantiene el saldo negativo en la industria y el comercio.



Source link