El témpano, uno de los más grandes registrados en los últimos treinta años, se separó de la barrera de hielo Larsen C, en la Península Antártica. Los glaciólogos aseguran que no elevará el nivel del mar, pero sí puede convertirse en un peligro para la navegación.


Source by [author_name]