La Confederación Europea de Sindicatos y Centrales Sindicales del Cono Sur expresaron su rechazo a “un tratado que perjudica a los países de menor desarrollo relativo”. Sucede a un duro cuestionamiento de centrales industriales del Mercosur.



Source link