Se movilizaron hasta el tribunal de San Isidro para reclamar que se declare incompetente la jueza que debe ordenar el desalojo de la fábrica. Los trabajadores despedidos mantienen ocupada la planta de Florida desde el 20 de junio.


Source by [author_name]