La dura sentencia pertenece a Carlos Rodríguez, de Ucema; uno de los principales referentes de la ortodoxia económica. Pero también hubo fuertes cuestionamientos a la política económica de Aldo Abram, Ramiro Castiñeira y Guillermo Nielsen, entre otros.



Source link