La suba del dólar y las medidas para contener la corrida directamente paralizaron las operaciones de varias ramas del sector industrial. El desplome de ventas impide el traslado al consumidor del impacto de la devaluación sobre listas de precios que ya se pactan directamente en dólares.



Source link