Las compras de divisas de los grandes inversores no se frenan y la expectativa de devaluación va en aumento. La autoridad monetaria intervino por tercera vez en la semana y ya sacrificó 170 millones de dólares de las reservas.



Source link