Veinticinco personas están acusadas de integrar la banda. Los trece efectivos de fuerzas de seguridad están señalados de dar información “secreta y reservada” a los cabecillas narco, entre quienes se encuentran los integrantes de la familia Cantero.


Source by [author_name]