Luego de que la Corte Suprema ordenara al Estado salteño eliminar la obligatoriedad de la religión en la currícula escolar (algo a lo que la administración provincial se resistía), sólo 16.000 chicas y chicos de los 450.088 matriculados quieren cursar esa materia.


Source by [author_name]