La familia Caputo embolsó casi 110 millones de dólares por la venta del 82 por ciento de las acciones de la constructora homónima, luego de dos años de fuerte capitalización bursátil, privilegiada por los inversores por la estrecha relación con Macri.



Source link