Fuentes de Nucleoléctrica aseguraron a Página/12 que unos 600 trabajadores perderían su empleo, la inmensa mayoría de los que integran la Unidad de Gestión de Proyectos Nucleares que iba a tener a cargo la obra. Silencio del Gobierno.



Source link