La presión de la fuga de divisas volvió a hacerse sentir sobre la plaza cambiaria. El minorista trepó 62 centavos y el mayorista, 66, pese a la intervención del Banco Central, que vendió 504 millones de dólares.



Source link