El mismo barrio en el que el 3 de enero fue asesinado de un disparo Nahuel Salvatierra fue invadido por policías. Desataron el terror entre
los vecinos, algunos de los cuales habían sido testigos del gatillo fácil.


Source by [author_name]