En su familia, el único que lo comprendió fue su padre, pero murió tempranamente. La secundaria, una pesadilla. El intento de amoldarse a lo que se esperaba de él. Jonathan Castellari publicó una dramática carta en primera persona para visibilizar la homofobia.


Source by [author_name]