“El profiláctico no la protege de nada, ¡el virus del sida atraviesa la porcelana!”. La frase la pronunció Abel Albino el 25 de junio pasado, cuando pasó por el Senado de la Nación para exponer sobre el proyecto legalización del aborto. Aquel día, apenas minutos después de su alocución, el médico fue ampliamente repudiado por la comunidad científica y por representantes de todo el arco político, también del gobierno nacional, que en poco más de dos años le aseguró casi $90 millones a la Fundación Conin.

Ayer el pediatra sumó un nuevo rechazo. El del departamento de Guaymallén, en la provincia de Mendoza, que en 2005 lo había declarado ciudadano ilustre por “su profesionalismo y uso de métodos científicos para la erradicación de la desnutrición” y que ahora, tras su paso por el Congreso, resolvió retirarle el título honorífico.

Así lo decidió el Concejo Deliberante por una iniciativa del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT). El proyecto para retirarle la distinción recibió ocho votos a favor (2 FIT, 6 UCR) y cuatro en contra (3 PJ, 1 PI).

“Creemos que no fueron actos fallidos, inocentes. Repudiamos sus dichos”, aseguró el autor del proyecto, el concejal Carlos Espeche (FIT), según reprodujo el diario Los Andes.

Y agregó: “Es importante contextualizar este proyecto en la realidad nacional. Es importante decir que el Senado con 38 votos que no representan a nadie tiró por tierra tantos años de lucha. Albino representa el discurso arcaico y conservador”.

Por su parte, la presidenta del Concejo Evelin Pérez dijo: “El debate siempre es bienvenido. Entendemos que es fuerte quitarle el título de Ciudadano Ilustre a Abel Albino, pero el reconocimiento había sido otorgado por su trayectoria científica y lamentablemente sus dichos recientes atentan contra esto”.

 



Source link