Oriunda de Santiago del Estero y con cinco hijas, María Campos se sometió a una interrupción de embarazo insegura, con una sonda. Fue una de las 153 mujeres que se atienden por día en hospitales públicos por complicaciones por estas intervenciones.


Source by [author_name]