Los industriales se quejaron el martes por el aumento de las importaciones, la baja del consumo, la suba de tarifas, los cortes de luz y el acuerdo Mercosur-Unión Europea. “Dejen de llorar”, les respondió Cabrera y Acevedo recogió el guante.



Source link