Las inspecciones relevaron fallas de infraestructura y atención en los hogares Rawson y Raimondi: instalaciones eléctricas deterioradas, falta de sistema contra incendios, baños en mal estado y hasta turistas alojados con los residentes. “Hay una ley que regula los geriátricos en la Ciudad, pero los Hogares estatales quedaron fuera de la norma”.


Source by [author_name]