La ausencia de registros centralizados de beneficiarios de las transferencias financieras, que relega la posibilidad de controlar la evasión y el lavado en el país, se planteó ayer en Helsinki.



Source link