A pesar de todas las medidas del Gobierno a favor del sector financiero, la decisión de la banca internacional de no elevar a Argentina a la categoría de país emergente golpeó con fuerza en los mercados. El dólar subió a 16,54.



Source link