Unos cien gendarmes tomaron las tierras de la comunidad Campo Maripe en Neuquén y escoltaron a las cuadrillas de YPF para intentar realizar trabajos de fracking en Loma Campana. La Confederación Mapuche denunció la militarización del lugar.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorUna multa a YPF
Artículo siguienteUn rey en silencio