Idalina Gamarra tiene 26 años y desde el año pasado está detenida en Ezeiza. Se fue de su país por el temor a ser juzgada sin que se tenga en cuenta la violencia de la que fue víctima. Y pide asilo en la Argentina. El relato de su drama, contado a PáginaI12.


Source by [author_name]