El Gobierno porteño incumplió la orden de una jueza que le había ordenado que enviara dos baños químicos a las más de 30 familias que duermen desde hace 21 días en la avenida Pedro de Mendoza, luego de que el conventillo en el que vivían se incendiara.


Source by [author_name]