La desregulación financiera del Banco Central les permite a las entidades financieras aumentar su rentabilidad con los créditos que ajustan por inflación, mientras pagan bajas tasas de interés a los ahorristas.



Source link