La niña de 12 años estaba internada en la Fundación Favaloro y encabezaba la lista del Incucai para recibir un trasplante. Su caso alcanzó trascendencia nacional por la campaña que su familia hizo para promover la donación de órganos.


Source by [author_name]