El caso de Saulo Rojas mostró lo que se vive en la Fundación San Camilo, de Pilar. La CPM denunció la práctica de torturas.


Source by [author_name]