La revuelta comenzó pasada la medianoche, en la comisaría 3º. “Somos delincuentes pero tenemos derechos”, afirman los presos que denuncian hacinamiento y maltratos. Los detenidos en el lugar duplican la cantidad habilitada.


Source by [author_name]