Valentino Ladislao, un niño de 5 años con parálisis cerebral, falleció el lunes en su casa de Lomas de Zamora tras un corte de luz de más de 12 horas. La familia denunció que Edesur les interrumpió el suministro eléctrico por deber una factura de más de 60 mil pesos que no podían pagar. La justificación de la empresa es que el chico “no figuraba en la lista de electrodependientes”.


Source by [author_name]