Cinco expertos extranjeros derriban lo que sostienen voceros antiderechos en el debate en Diputados, a partir de las experiencias de países donde es legal la práctica. Con el cambio de la ley no aumentan los abortos, ni se convierte en un método anticonceptivo. La tasa de abortos baja, se reducen la mortalidad materna y la infantil. Y un punto clave: los tratados internacionales de derechos humanos no son obstáculo para avanzar.


Source by [author_name]