La concesión vence a fin de año y el Gobierno de la Ciudad quiere que siga en manos privadas. Un plenario de comisiones aprobó ayer el proyecto oficial, que establece una nueva licitación. Los bloques opositores reclaman la estatización del servicio.


Source by [author_name]