El rosarino canceló su boda religiosa porque el arzobispado de Rosario no autorizó la ceremonia en el casino de Rosario, y el jugador y su mujer, Antonela Roccuzzo, descartaron la Catedral por razones de seguridad.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorYuta
Artículo siguienteLiberaron al profesor de Matemática