Los jueces marplatenses consideraron que la conducta de Lucas Carnero, que conducía con 1,44 miligramo de alcohol y embistió al agente Fabián Mendiola cuando se dio a la fuga, constituyó un “homicidio simple”.


Source by [author_name]