La entidad monetaria insiste con la estrategia fallida de elevar la tasa para frenar los precios. Ayer la subió a 28,75 por ciento anual. En apenas dos semanas la aumentó 2,5 puntos porcentuales. Así no baja la inflación y sólo alimenta la especulación y el atraso cambiario.



Source link