Por seis votos contra cuatro, el organismo apoyó la ley sancionada a principios de agosto, que legaliza la interrupción del embarazo en casos de violación, riesgo de vida para la madre e inviabilidad del feto. Resta la promulgación.


Source by [author_name]