Dos expresiones del gobierno desataron la reacción de industriales textiles y productores porcinos. Frente a las acusaciones por supuesta ineficiencia, responden cuestionando el modelo actual. El punto común es quién define y con qué criterios qué actividad es eficiente.



Source link