Según la empresa calificadora MSCI, la Argentina pasará de ser un “mercado fronterizo” a uno “emergente”. El país había perdido aquella nomenclatura en 2009 principalmente por haber puesto en marcha restricciones a los movimientos de capitales externos. Se trata de una de las primeras reacciones de los mercados ante la aprobación del FMI del préstamo por 50.000 millones, que obliga al país a realizar un profundo ajuste, equivalente a 3,7 puntos del PBI.



Source link

Compartir
Artículo anteriorSe viene el Fondo
Artículo siguienteLa OMS se actualiza